Asma bronquial - Diagnóstico

Asma bronquial - Diagnóstico

Para el diagnostico de la asma bronquial se tiene que hacer la diferenciación entre la enfermedad en si, ataques agudos de asma y los niveles de gravedad, respectivamente.

Los síntomas de asma bronquial (pueden presentarse separado o conjuntamente):

  • Dificultad para respirar, disnea (sensación de ahogo) 
  • Silbilancias (pitos al espirar)
  • Tos con expectoración de moco pegajoso
  • Opresión torácica
  • Duración prolongada en la exhalación
  • disnea (ahogo, respirar mal). Es el síntoma predominante. Es frecuente la presentación de disnea ante un esfuerzo más o menos intenso y también por la noche, asociada o no a otros síntomas. Este ahogo al realizar un ejercicio es más frecuente en niños y adolescentes.
  • sibilancias (pitos al espirar). Quizá es el signo y síntoma más característico de la enfermedad, aunque no exclusivo de ésta. Como su nombre indica, son sonidos en forma de pitos, más audibles durante la espiración (expulsión de aire por la boca). Muy frecuente también, suele ir asociado a la disnea, aunque no siempre. También frecuente por la noche o al amanecer o tras esfuerzo físico.
  • tos. Muy frecuente también, que a su vez se suele asociar a los anteriores. Acostumbra a ser una tos seca, irritativa y muy molesta. También a veces con predominio nocturno o al amanecer. Puede ser frecuente en niños. En ocasiones es el único síntoma en asmáticos leves.
  • opresión torácica. Síntoma menos frecuente, que cada paciente explica de forma distinta. Suele asociarse a la disnea. Se trata de una cierta dificultad para respirar, como si no se pudiese acabar de realizar una inspiración profunda, como si una opresión de toda la caja torácica les impidiese realizar una respiración normal.
  • rinitis crónica. Se entiende por rinitis, a la inflamación de la mucosa nasal, que cursa con obstrucción del paso de aire a través de la nariz, estornudos, aumento de la secreción nasal ( mocos ),
  • secreción bronquial. Menos frecuente, pero la enfermedad también afecta a la calidad y cantidad de la secreción mucosa proveniente de las glándulas mucosas que se encuentran a lo largo de la mucosa bronquial. Además esta secreción tiene unas características propias: es habitualmente muy espesa, adherente, cuesta expulsarla (expectorar), en casos extremos es tan espesa como la silicona.

En el asma bronquial se puede presentar periodos libres de síntomas.
Los síntomas de ataque de asma (además de la dificultad intensa para respirar, tos y sibilancias):

  • Piel de color azulado
  • Hinchazón de pecho con los hombros levantados
  • Agotamiento al hablar
  • Miedo
  • Confusión e inquietud
  • Palpitaciones
  • Disminución de los efectos de broncodilatador en aerosol

Un ataque de asma pueden durar unos segundos a incluso días. En los niños, la tos suele ser en lo general el primer síntoma, también puede presentar incluso fiebre. Si un ataque de asma no se trata, puede ser potencialmente mortal.
Los niños son afectados con más frecuencia que los adultos, debido a que la superficie de la mucosa de los ninos en proporción al grosor de las vías respiratorias es particularmente mas alta.

Asma - Diagnóstico
El diagnóstico del asma por lo general es fácil de realizar. Lo importante, es la descripción exacta de los síntomas y un historial médico detallado.
En el diagnóstico del asma por lo general se lleva a cabo una prueba de función pulmonar (espirometría). En los asmáticos conocidos, las pruebas de función pulmonar permiten valorar el grado de obstrucción de la vía aérea y las alteraciones en el intercambio de gases, medir la respuesta de la vía aérea a los alergenos y sustancias químicas inhaladas (pruebas de provocación bronquial), cuantificar la respuesta a los fármacos y controlar a los pacientes a largo plazo. Para el diagnóstico y monitoreo del tratamiento es también importante la medida del flujo espiratorio máximo (FEM) - peak expiratory flow. Este es un medidor mesurado, que se puede adquirir en tiendas comerciales, están disponible en varios diseños (ver foto). Con esto, se medirá la velocidad máxima del flujo del aire durante una espiración forzada.
En el diagnóstico del asma es importante determinar si existe una sensibilidad alérgica o varios alergenos del médio ambiente. Para ello, se hace uso de diversas pruebas de alergia.